Arara Bistro Bar sabor y color de Sudamérica en Fuengirola

476

Ubicado en el complejo del hotel Double Tree by Hilton Reserva del Higuerón, entre Fuengirola y Benalmádena, encontramos Arara Bistro Bar, el segundo espacio gastronómico creado y desarrollado por el chef Diego Gallegos en la Costa del Sol.
Quienes disfruten y admiren la cocina de este chef brasileño afincado en Málaga desde hace años, comprobarán nada más poner un pie dentro de su nuevo establecimiento que se cumple a la perfección uno de los preceptos culinarios que lo caracterizan: la innovación contínua.
Y es que Diego ha creado un concepto totalmente opuesto al que define a su restaurante estrella, Sollo, con el que en 2015 consiguiera su Estrella Michelín (además de su primer Sol en la Guía Repsol y ser nombrado Chef Revelación en Madrid Fusión), y que también está localizado en el mismo conjunto arquitectónico.
Aquí es donde este cocinero, investigador y recreador gastronómico –como a él le gusta definirse- aprovecha toda la libertad creativa para proponer una carta diferente, fresca, apetecible con sólo pasar la mirada a través de los productos e ingredientes que conforman cada plato.
Una libertad creativa que ha aprovechado para llenar de matices multiculturales un espacio amplio –a la vez alegre y acogedor- que da buenas vibraciones al visitante desde el momento en que se sienta a la mesa; donde la decoración y el interiorismo suponen una grata distracción previa al ejercicio comensal, a la vez que invitan a detenerse en numerosos detalles de buen gusto: la mezcla ecléctica de colores de la vajilla, los guiños de la jardinería a la selva brasileña, la elegancia contemporánea de sus sillas y mesas, la iluminación (amplia luz natural de día, seductor juego de luces por la noche…), el cuidado desenfado que se percibe en su atmósfera…
Lejos del protocolo al que obligan las exigencias de una acreditación tan prestigiosa como la Michelín, Diego Gallegos ha transformado este espacio en un nuevo patio de juegos para la experimentación gastronómica, un complemento perfecto a su personalidad minuciosa y perfeccionista, donde fusionar la esencia brasileña, peruana, andaluza y unos medidos matices orientales, que lo convierten en un vértice gastronómico donde hacer converger todos esos mundos que conviven en él.
Arara está dirigido, por tanto, a un público no menos ecléctico y diverso: sus precios contenidos y su menú están diseñados para hacer disfrutar de la experiencia tanto a los más entendidos paladares como a los curiosos foodies que se sientan atraídos por una idea novedosa y vanguardista de restauración.
El arara es un pájaro tropical, propio de Brasil, similar a un guacamayo; un ave de singular colorido y belleza exótica…
Arara Bistro Bar parte de ese concepto: ser un lugar diferente, innovador, exótico dentro de su rango, colorido por su oferta y por su clientela, y en definitiva, uno de esos genuinos sitios donde vivir la experiencia de comer.