Noches clandestinas con Cervezas Alhambra

226

“Noches Cervezas Alhambra” es la denominación propuesta por la marca cervecera a una experiencia que va más allá de lo meramente publicitario, para ofrecer a los participantes una vivencia sensorial, única, diferente y cuidada hasta el detalle.

Ayer noche tuvo lugar, en el Museo del Vidrio y Cristal de Málaga, la última de estas iniciativas experienciales con las que Cervezas Alhambra desea transmitir su filosofía de vida, convirtiéndolas en una cita gastronómica única e irrepetible.

Precedida de misterio y clandestinidad, esta noche exclusiva sorprende gratamente por su carácter de “full experience”, donde los invitados tienen ocasión de desconectar, hablar, realizar una visita cultural, degustar un menú exclusivo maridado con Cervezas Alhambra, escuchar una cuidada selección musical y compartir ese momento con el resto de asistentes y a través de las redes sociales.

El experto cervecero de la marca, el beer sommelier Julio Cerezo, junto con el chef malagueño Richard Alcayde, fueron los anfitriones gastronómicos de la velada, donde consiguieron reunir el arte cervecero con la alta cocina local.

De hecho, en palabras de Julio Cerezo, Alhambra no es sólo cerveza; “es gusto por la excelencia, por las cosas bien hechas, por la artesanía de vanguardia y por la artesanía tradicional”…, destacando la capacidad de ser un complemento de maridaje idóneo para un menú gastronómico de calidad.

En este sentido, la cena propuesta por el chef Richard Alcayde fue maridada con tres de las principales referencias de la marca cervecera: Alhambra Especial, Alhambra Reserva 1925 y Alhambra Reserva Roja.

En definitiva, el objetivo conseguido de una experiencia inédita, un momento para disfrutar y una noche irrepetible que con gusto cualquiera de los invitados volvería a repetir.